¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

¿Cómo AHORRAR en nuestra factura de la luz? Es una pregunta que siempre nos hacemos pero que a veces resulta difícil de responder. Especialmente, cuando nosotros estamos intentando ahorrar constantemente y las compañías de luz no paran de subir sus tarifas. Vamos a ayudarte a interpretar tu factura de la luz, saber cómo ahorrar y mejorar tus hábitos de consumo. También puedes ver todo esto en nuestro canal de Youtube:

INTERPRETAR NUESTRA FACTURA
Hay dos cosas fundamentales para poder ahorrar en nuestra factura. Por un lado, contratar con la compañía que nos ofrezca una mejor tarifa; y por otro lado, no ser demasiado derrochadores en nuestros hábitos diarios. Lo primero de todo entonces, es interpretar nuestra factura, saber cuanto nos están cobrando realmente y elegir la compañía que mejor se adapte a nosotros.
factura 1.jpgLas compañías eléctricas no nos ponen nada fácil poder entender nuestra factura, ya que ésta se encuentra repleta de números, términos enrevesados, diferentes conceptos que no sabemos de dónde salen… ¡Vamos a intentar entender todo esto! Ponemos como ejemplo esta factura de Endesa, en la que podemos ver dos términos:
– Potencia contratada
– Energía consumida

1. POTENCIA CONTRATADA: Este término lo vamos a pagar siempre sí o sí. Es el coste fijo por disponer del servicio de suministro eléctrico, y se paga independientemente de si consumo más o menos energía. Se paga un coste concreto por cada kW contratado y por cada día de facturación. Aquí vemos habitualmente tres términos:
· Potencia contratada medida en kW
· Coste de los kilovatios contratados por días
· Días de la factura.
Lo que gastamos es la potencia por el precio del KW por los días de facturación.

factura 4.jpgEn este caso, ¿cómo podemos ahorrar? Debemos comprobar que los KW contratados se ajusten al tamaño de nuestra vivienda, a las personas que vivimos en ella, y a si usamos muchos aparatos eléctricos a la vez. Por ejemplo, si tenemos contratados 5´75kw pagaremos, en las facturas bimensuales, unso 40 euros; mientras que si bajamos la potencia contratada a 3´45kw, pasaremos a pagar 24 euros en este concepto. Son 16 euros de ahorro cada dos meses.

Las potencias que puedes contratar son:
– 1´15 kw: para apartamentos muy pequeños, tipo estudio, en los que es todo un espacio único y solo vive una persona
– 2´3 kw
– 3´45 kw: para pisos con dos personas y los electrodomésticos habituales
– 4´6 kw: para familias con dos hijos en un piso de 3 habitaciones
– 5´75 kw: casas grandes, familias numerosas…

Te dejamos una tabla comparativa:

tabla potencias 2.jpgAntes de cambiar vuestro potencia contratada, tenéis que estar seguros ya que las compañías eléctricas cobran tanto por bajar la potencia, como por subirla. Por bajarla, cobran unos 10 euros, que en una sola factura ya los has recuperado. Pero, ¡ojo! Si te pasas bajando la potencia y luego tienes que volver a subirla, el precio es de hasta 45 euros.

2. ENERGíA CONSUMIDA: Éste es el otro gran termino de nuestra factura, y el que mide (en teoría) nuestro consumo real de luz. Aquí, las compañías nos ofrecen diferentes tarifas, que son:
– La tarifa con un único precio por kW/ hora: Se mantiene ese precio para las 24 horas del día.
– Las tarifas con discriminación horaria: tienen un precio más caro para las horas punta, que suelen ser las diurnas; y un precio mucho más bajo para las horas valle, que suelen ser las nocturnas.

DHA-2-periodos-1024x505.pngUna variante de estas tarifas con discriminación horaria, sería que la luz cuesta lo mismo sea la hora que sea, pero después tienes un descuento en el precio final equivalente al tanto por ciento que sobrepase de 50 que hayas consumido en horas valle. Es decir, si consumes el 40% en las horas punta, y el 60% en las horas valle, tendrás un descuento en el precio final del 10%.
– Tarifas de 3 periodos: añaden a las horas punta y a las valle, un precio intermedio en las horas de precio llano.
FACTURA 7.jpgEn nuestra factura aparecerán en este concepto, los kw/hora consumidos por el precio del kwh. Si tenemos discriminación horaria, nos vendrá indicado los kwh consumidos en horas valle y horas punta, multiplicado por lo que cuesta el kwh en cada una de ellas; se suman ambos conceptos y tenemos el precio final.

¿Cómo podemos ahorrar en la energía consumida? Lo primero es saber si nos conviene o no contratar tarifas de discriminación horaria. Si tu consumo es más diario que nocturno, entonces es mejor que no aceptes la discriminación horaria. Mientras, que si puedes adaptar tus horarios a las horas valle y por ejemplo, poner la lavadora, el horno o la vitrocerámica a partir de las 10 – 11 de la noche, entonces sí te puede compensar tener discriminación horaria.

¿QUÉ COMPAÑÍA ES MÁS ECONÓMICA?
A la hora de contratar una tarifa u otra, ¿con qué compañia nos quedamos? Comparamos en esta tabla, el precio estándar del KWh en cada compañía para tarifas standar. Estos precios pueden estar sujetos a algún cambio si contratáis tarifas con discriminación horaria.

CUADRO COMPAÑIAS.jpg
Comparando estos precios, podemos decir que las compañías que nos ofrecen un precio por KWh más barato son Viesgo y Fortuluz; seguidas de Hola Luz y EDP. Gas Natural, Endesa, Iberdrola y Aldro serían las más caras, pero también ofrecen algunos descuentos que, si no nos atamos a ninguna permanencia, nos pueden compensar durante el primer año.

Para comparar precios, os recomendamos estas dos webs:
https://www.ocu.org
– http://www.ahorreluz.es

OTROS CONCEPTOS EN NUESTRA FACTURA
Existen otros cargos que debemos considerar en el recibo eléctrico para poder calcular el importe final de la factura: el alquiler de los contadores, el IVA , y el impuesto eléctrico, que es del 4,864% de la suma de la energía contratada y consumida, multiplicado después por 1´05.

HÁBITOS DE CONSUMO DE LUZ
A parte de ajustar la potencia contratada a nuestra necesidad real; contratar con la comercializadora más barata y decidir si queremos o no discriminación horaria, ¡podemos hacer más cosas para ahorrar! En este caso, os damos algunos trucos y consejos para adquirir hábitos de luz que remitirán en un ahorro en nuestra facturaescogerbombillas.jpg:
– Usar bombillas de bajo consumo. De inicio son un poco más caras pero compensa. Al menos, hay que tener bombillas led o de bajo consumo en las instancias principales de la casa. Y por cierto, importante también utilizar la luz solar el máximo tiempo posible.

– Utilizar ladrones con interruptor de encendido y apagado, conectar allí varios aparatos y apagar el ladrón durante la noche;  por ejemplo, la tele, el dvd, el ordenador… Así, los aparatos no se quedan en stand by. Esto supone un ahorro de hasta el 12%.

– Los cargadores enchufados, aunque no estén conectados a ningún aparato, también consumen. Hay que dejarlos siempre sin enchufar.

– Usar aparatos A++ o A+++.a+++.png

– Lavadoras: siempre llenas, usando programas de lavado corto y a no más de 40ºC.

– No mantener la nevera o el congelador abiertos durante mucho tiempo.

– En la cocina: tapar las ollas y apagar el horno o los fogones un poco antes de terminar de cocinar. Así, se aprovecha el calor residual y podemos cocinar los últimos minutos sin consumir energía.

– Usar los fuegos o placas de la vitro adecuados al tamaño del recipiente usado para que no se escape calor por los lados.

– Realizar un mantenimiento periódico de los aparatos eléctricos y de climatización para que no deban hacer un sobreesfuerzo energético para funcionar.

¿Os han sido de utilidad estos consejos de ahorro? ¡Esperamos vuestras opiniones! ¡A ahorrar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s